metodo-plato-dieta-adelgazar

Método del Plato: alimentación de base para adelgazar y mejorar la salud

metodo-plato-dieta-adelgazar¿En qué consiste el método del plato?

En anteriores puntos hemos hablado de la importancia de simplificar la alimentación para empezar a adelgazar y también de los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) que hay que asegurar para que una alimentación sea correcta y saludable. Para poder empezar un plan de adelgazamiento con reeducación nutricional es importante establecer un método de base que nos permita saber qué comer y en qué proporción. Y lo más importante, que no nos tenga atados ni obsesionados en ir contando calorías.

A continuación, explicaremos en qué consiste el método del plato y en qué puede ayudarnos. Este sistema puede desbancar en un futuro a la famosa pirámide alimentaria y por su sencillez puede aplicarse de inmediato a nuestro día a día. ¿Aún no lo conoces?

Aprende a dividir el plato en la comida y cena

Te recomendamos que cojas papel y boli y dibujes un circulo, este será tu plato. A continuación, divide el plato en cuatro y establece las siguientes proporciones:

  • 1/2 del plato o 2/4 del mismo: incluirá verduras y hortalizas (crudas o cocidas). Mejor si son de temporada.
  • 1/4 del plato: incluirá alimentos proteicos (pescado, marisco, carne, huevos…). Vigilando, según el caso, las carnes rojas y priorizando las carnes blancas (pavo, pollo, conejo…)
  • 1/4 del plato: incluirá alimentos ricos en carbohidratos complejos (cereales, legumbres, pan, pasta, arroz, patata…). Apostando por los alimentos integrales y no refinados siempre que sea posible ya que contienen más fibra, nutrientes e indices glucémicos más bajos.

Puedes terminar con una fruta de temporada de postre. Acuérdate de utilizar aceite de oliva para cocinar y aliñar y beber agua como bebida habitual. Hablaremos de las frecuencias de consumo en próximos artículos.

Realiza correctamente las otras tres ingestas

Recuerda que además de las dos ingestas principales (comida y cena) aún quedan tres más. Empieza con un buen desayuno (que incluya aporte proteico) y no olvides la media mañana y la merienda (los frutos secos, el yogur o la fruta son siempre una buena opción). Si quieres adelgazar es importante aprender a gestionar la saciedad, comer lentamente y no saltarte ingestas, así evitarás pasar hambre y picar en exceso entre horas.

En definitiva, en todo proceso de adelgazamiento con reeducación nutricional deberemos buscar un sistema eficaz que permita al paciente organizar y controlar su alimentación con facilidad. El método del plato adaptado a cada caso, y con la ayuda de tu dietista online, es una buena forma visual de lograrlo. Puede aplicarse para reducir el consumo energético si queremos adelgazar saludablemente y también en casos de diabetes. Te animamos a probarlo en las dos ingestas principales y a ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda.