obesidad-salud

Diez riesgos de la obesidad para tu salud

obesidad-salud

Aunque muchas veces los pacientes vienen a la consulta del nutricionista por un tema estético, el exceso de peso va mucho más allá. Según la OMS cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. La obesidad es una enfermedad que disminuye la esperanza de vida y aumenta mucho el riesgo de padecer otros problemas de salud. A continuación citamos algunos de los principales.

1) Endocrinos: la obesidad (con IMC superior a 30) es el factor de riesgo más importante para desarrollar diabetes tipo 2. Aparte de aumentar el nivel de glucosa alta en sangre también es frecuente que aumente los niveles de colesterol y triglicéridos (dislipidémia o alto nivel de grasas en la sangre).

2) Cardiovasculares: causan 1 de cada 3 muertes en los países industrializados. Con la obesidad aumenta el riesgo de enfermedades crónicas como la hipertensión arterial (presión arterial alta) y ataques cardiacos debidos a cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

3) Respiratorios: el exceso de peso en obesidades severas aumenta el riesgo de insuficiencia respiratoria y complicaciones respiratorias en estos pacientes. La apnea del sueño es un trastorno asociado habitual entre los obesos. También existe el riesgo de sufrir el síndrome de hipoventilación por obesidad, ronquidos y asma.

4) Oncológicos: las personas obesas tienen más riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, de esófago, próstata, riñón, mama y útero.

5) Digestivos: se relacionan con hernia de hiato, problemas de hígado o formación de cálculos en las vías biliares.

6) Genitales: la obesidad se asocia a alteraciones menstruales e infertilidad.

7) Urinarios: la incontinencia urinaria (perdida involuntaria de orina) aparece con más frecuencia en personas que tienen un indice de masa corporal superior.

8) Esqueléticos: los huesos y las articulaciones sufren mucho el sobrepeso y esta presión del peso puede dar lugar a osteoartritis sobre todo en caderas, rodillas y tobillos. También puede empeorar la fibromialgia y dolor crónico.

9) Cutáneos: celulitis, estrías y infecciones por hongos.

10) Psicológicos: disminución de la calidad de vida, desordenes alimentarios, ansiedad y depresión. Muchas veces debido a los patrones de belleza actuales y al rechazo generalizado de la obesidad en la sociedad.

Una meta inicial de bajar del 5 al 10% del peso actual reduciría el riesgo de presentar enfermedades relacionadas con la obesidad y en el caso de tenerlas mejoraría los síntomas. Conviene ponerse a trabajar ya que cuanto más esperemos más difícil será revertir la situación actual. Si tienes problemas de obesidad ponte en manos de un dietista-nutricionista titulado y comienza a cambiar tus hábitos de vida, de alimentación y de actividad física. 

Puedes mejorar tu salud comenzando un plan de reeducación nutricional para perder peso  desde donde quieras. Ahora no hay excusas por falta de tiempo gracias a la metodología desarrollada en iDietista. Si tienes alguna duda contacta con nosotros.