Tres snacks saludables para ‘picar sano’ durante un partido de fútbol

picar-snacks-sanosQuedar con amigos para ver un partido de fútbol si estamos haciendo dieta corre el riesgo de que nos carguemos todo el trabajo hecho durante muchos días. Al final, independientemente del resultado del partido, la comida nos puede haber metido muchos goles, por el exceso y la masiva ingesta de comida durante el mismo. Ya hemos hablado de cinco estrategias para gestionar el picoteo, pero ahora os vamos a indicar tres snacks saludables e ideales para mantener la alimentación saludable incluso cuando nos divertimos.

1. Palomitas caseras

Hay una gran diferencia entre las que hacemos en casa y las que se compran para el microondas o se comen en el cine. La clave aquí está en que sean caseras, de esta forma nos aseguramos de que sean muy bajas en grasa (sin mantequilla ni azúcar). Basta con comprar palomitas secas en el supermercado, hacerlas en la sartén, añadiendo una gota de aceite y un poco de sal. Si las queremos dulces podemos añadir edulcorante, estevia o canela.

2. Almendras tostadas o crudas

Es una buena alternativa a las patatas fritas convencionales o a los combinados industriales de frutos secos fritos. Las almendras son un fruto seco beneficioso rico en minerales y sin un gramo de colesterol. Escogeremos almendras tostadas o crudas pero nunca fritas para evitar el exceso de grasa. Se pueden tostar en la bandeja del horno con alguna hierba aromática como el romero.

3. Lonchas de jamón serrano

Gustan a casi todo el mundo y eliminando la grasa visible puede ser un snack muy equilibrado. Si las combinamos con unas minitostaditas de pan integral untadas con tomate natural y una gota de aceite de oliva virgen tendremos una tapa saludable y deliciosa durante el partido.

Con estos consejos ya se puede disfrutar del partido sabiendo que se ha simplificado la alimentación con snacks ligeros y sanos. Si quieres saber cómo gestionar mejor el picoteo durante el partido te recomendamos que leas el artículo que hemos creado para la ocasión: cinco trucos para gestionar “el picoteo excesivo” durante un partido de fútbol.