mitos-alimentarios

mitos-alimentariosNo hay ninguna fórmula rápida y mágica para perder peso. Sin embargo cada cierto tiempo se ponen de moda ciertas dietas milagro que conducen a desequilibrios corporales con repercusiones más o menos graves para la salud de quienes las practican. A continuación explicaremos tres de las dietas milagro más populares y los problemas que pueden ocasionar.

1- DIETA DUKAN 

Promovida por Pierre Dukan se basa en una dieta donde hay distintas fases. Se inicia con un elevada ingesta de alimentos proteicos a la que más adelante se le añaden algunas verduras para acabar introduciendo más tarde el resto de alimentos. Es una dieta alta en proteínas y baja en hidratos de carbono.

Las dietas milagro de este tipo con alto contenido en proteínas están asociadas a enfermedades crónicas como osteoporosis, cálculos renales, insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y obesidad. No hay ninguna prueba científica que afirme que una dieta muy alta en proteínas ayude a perder peso a largo plazo.

2- DIETA DEL GRUPO SANGUINEO Leer más

comer-despacio-adelgaza

comer-despacio-adelgaza

¿Comer despacio puede ayudarnos a adelgazar?

El hecho de hacernos conscientes de la velocidad en que comemos es una de las primeras cosas que explicamos a nuestros pacientes cuando comienzan un plan de reeducación nutricional para perder peso. Es la base que nos llevará a establecer una nueva relación con la comida. Para perder peso es importante el «qué» comemos pero también el “cómo» lo comemos. Así que a continuación daremos algunas pautas para hacer más fácil este inicio de cambio alimentario.

Comer sentado en la mesa

No es cuestión de modales sino que estar sentados nos hace estar más atentos a lo que comemos. Si comes en la mesa y pones atención a cada bocado tendrás más opciones de darte cuenta de las señales que tu cuerpo hace cuando está saciado. Evitaremos comer en la cama, el sofá, estando de pie en la cocina o viendo la televisión porque en estos lugares se come de forma más inconsciente y mecánica con el riesgo que ello conlleva de acabar haciéndolo en exceso. Es un detalle muy importante para conseguir una correcta reeducación nutricional.

La duración de la comida Leer más

hambre dietas

hambre dietasLa sociedad en que vivimos nos impulsa a comer cada vez más y a movernos menos. Está demostrado que cada día nuestro cerebro recibe cientos de inputs relacionados con la alimentación que muchas veces son difíciles de manejar. Es muy curioso como el solo hecho de ver, oler o pensar en comidas o bebidas apetitosas nos puede llevar a consumirlas.  Y eso afecta a nuestra dieta.

Existen dos tipos de hambre, el fisiológico y por placer. El primero es la necesidad de comer después de mucho tiempo de no hacerlo (por supervivencia) mientras que el segundo es por el propio placer que determinados alimentos pueden llegar a proporcionar (lo que se conoce como la gratificación emocional o hambre emocional). En cualquier caso, no hay que confundirlos: el hambre emocional o por placer puede llegar a engañarnos haciéndonos creer que realmente necesitamos comer aquello, es más, las señales que nuestro cuerpo nos envía para que nos pongamos a comer pueden ser casi idénticas a las del hambre real. Leer más

reeducacion dietas

reeducacion dietas Normalmente la palabra ‘dieta’ se asocia a regímenes o restricciones. Sin embargo, en iDietista se traduce por un plan de vida que incluye la adquisición de nuevos hábitos alimentarios que perduren en el tiempo, alimentación sana y equilibrada, y a la vez la implementación de un correcto estilo de vida, gracias a la actividad física. Por ello, con nuestros pacientes con sobrepeso y obesidad realizamos lo que se conoce como reeducación nutricional o alimentaria. Se trata de un sistema que permite ir educando a la persona para que ella misma se transforme en su propio dietista y pueda ir introduciendo, a su ritmo, los máximos cambios que le sean beneficiosos para su salud.

Las ventajas de trabajar con esta metodología educativa denominada reeducación nutricional, que tanto éxito está teniendo en todo el mundo, son:

Consolidación de hábitos

No es muy recomendable hacer una dieta que tenga una durabilidad corta, por ejemplo de 2 meses, ya que posteriormente sucede el temido efecto rebote y se recupera peso rápidamente. Con reeducación nutricional se proyecta un sistema alimentario a largo plazo, al contrario que la mayoría de dietas del momento.

Sin hambre y sin restricciones Leer más