perder-peso-sin-dieta

11 Consejos para comer mejor y perder peso sin dieta

perder-peso-sin-dietaA continuación proponemos algunos consejos saludables para perder peso sin dieta. Estan basados en reeducación nutricional, son sencillos de aplicar, ayudan a comer mejor y pueden ser útiles en tu cambio hacia una mejor salud alimentaria. Los 11 consejos para comer mejor y perder peso sin dieta son los siguientes:

1) Descubre nuevos carbohidratos (cereales y granos). Quinoa, mijo, centeno… Existen cereales y granos integrales que se pueden introducir en tu alimentación como sustituto de la pasta refinada. Tienen índices glucémicos más bajos y aportan saciedad y energía de liberación lenta.

2) Sigue formándote. La nutrición es una disciplina apasionante y en constante evolución. Existen muy buenos libros y manuales que pueden ampliar tus conocimientos sobre algunos de los temas tratados en este blog. Ten siempre espíritu crítico para no convertirte en una víctima más de libros de dietas milagro

3) Compra y guarda los alimentos con sentido. Aparte de ir a hacer la compra sin tener hambre planifica en una lista todo lo necesario. De esta forma no tendrás que improvisar y tendrás menos posibilidad de terminar comprando cosas que no necesitas. Ten también siempre los alimentos saludables a la vista (frutos secos, fruta…) así tendrán preferencia cuando aparezca el hambre y pocos segundos para decidirte. Recuerda que lo que no se compra no se consume. Si quieres empezar a disminuir el consumo de las adictivas tentaciones es tan sencillo como no traerlas a casa.

4) Reinventa tus cocciones. Hay muchas formas de cocinar los alimentos distintas a los fritos. ¡Y con mucho menos aceite! Microondas, salteado, hervido, guisado, plancha, vapor, horno, papillote… ¡Incluso hay gente que aprovecha el calor del lavavajillas! Sé original y descubrirás que el sabor de muchos alimentos es distinto según como se cocinen.

5) No te obsesiones con pesarte. Hacerlo muy a menudo no va a garantizar que pierdas más peso y si va a aumentar el riesgo de frustrarte. Hay muchos otros parámetros a tener en cuenta y el peso oscila según el momento del día. Recuerda que si haces más ejercicio puede aumentar también el peso, no de grasa, sino de músculo sin que esto sea un problema para la salud. La balanza no es la panacea y pesarse muy a menuda solo tiene desventajas.

6) Si vas de tupper sorprende al resto. Existen libros interesantes con recetas sanas para tupper. Asegúrate que incluyes todos los grupos de alimentos y recuerda que con poco tiempo se pueden ensamblar tuppers apetecibles y con sentido nutricional. Para lograrlo también se puede aplicar la lógica del método del plato descrita anteriormente aquí.

7) Vigila tu entorno. Un entorno obesogénico (que favorezca la obesidad) puede ser contraproducente para lograr perder de peso. Observa a tu alrededor y si lo que ves no favorece tus objetivos ponte en manos de un profesional que te brinde soporte. Con un entorno en contra será muy difícil consolidar los nuevos hábitos adquiridos.

8) Mismos alimentos saludables distintos platos. Es muy diferente garbanzos a palo seco que un buen humus casero para acompañar los platos. O unas brochetas de verduras a la plancha con salsa de soja en vez de verdura hervida. Juega a crear nuevos platos sencillos con los mismos ingredientes sanos e inspírate con presentaciones atractivas y divertidas. Es importante evitar siempre caer en la monotonía y la repetición de menús.

9) Entrena tu estomago y cerebro. Reducir una cuarta parte las raciones de tu dieta diaria es una buena forma de acostumbrar el estomago a necesitar menos cantidad de comida sin que esto repercuta en tu apetito. Si además quieres que el cerebro pida alimentos saludables, en vez de tentaciones, habitúalo de nuevo a encontrar placer en ellos, recreándote en su aroma, textura y sabor.

10) Lo ecológico no es una necesidad. Aunque mucha gente cree que comiendo ecológico va a durar más años, no hay ningún estudio que lo certifique. Lo importante es comer saludable. Nadie va a adelgazar ni estar mejor nutrido sólo por comer eco. Tiene más sentido priorizar alimentos de temporada y de proximidad (kilómetro cero).

11) No te conviertas en un dieter. Es decir no seas un adicto a las dietas. Se ha puesto muy de moda este concepto y no tiene ningún sentido porqué aparte de sufrir mucho siendo un dieter no se logra nada. Estar siempre a dieta o con el chip puesto en “modo dieta” no es nada sano para nuestra salud ni para nuestro peso. Es mucho mejor aprender a llevar una alimentación saludable, crear hábitos saludables y salir de una vez por todas del círculo vicioso de las dietas restrictivas para peder peso.