¿Cómo calcular mi IMC? Peso ideal vs saludable

calcular-imc-peso-idealEs un tema que parece simple, pero créeme no lo es tanto. 

Si quieres adelgazar o estás en un punto en tu vida dónde el control del peso se ha vuelto algo importe para ti es posible que te hayan asaltado algunas dudas.

  • ¿Cómo puedo saber si estoy en mi peso ideal o perfecto?
  • ¿Cómo calculo mi peso ideal, perfecto o correcto?
  • ¿Mi peso ideal es el que me garantizará una buena salud a largo plazo?
  • ¿Qué tipo de báscula es adecuada para pesarme en casa?

Primero de todo, y lo más importante, olvídate del peso ideal o perfecto.

No tiene sentido trabajar con estos conceptos. ¡Bórralos si no quieres equivocarte!

El peso ideal y perfecto es un gancho habitual de las dietas milagro y la publicidad de productos fraudulentos para perder peso. 

Te aconsejo no tomarlo en consideración a la hora de evaluar tu peso.

Aunque mucha gente piensa que acercarse lo máximo a él le proporcionará la felicidad eterna, nada más lejos de la realidad.

No existe nada perfecto y el peso no es ninguna excepción, este concepto solo puede llevarte a obsesionarte y desenfocarte del objetivo principal: estar dentro de un peso considerado saludable que favorezca tu salud evitándote complicaciones.

Prefiero siempre hablar de otro tipo de peso. Me gusta llamarlo PESO SALUDABLE.

Este peso saludable es algo más realista y lograrlo hará que luzcas sana, en forma y te evitará los principales riesgos del exceso de peso para tu salud.

Para la valoración del peso saludable te recomiendo utilizar, entre otros, el índice de masa corporal o IMC. Seguramente ya te suena o alguna vez has oído hablar de él.

Los profesionales utilizamos el IMC porqué es el que nos da más garantías para hacer una valoración inicial básica con nuestros pacientes.

¿CÓMO CALCULO MI IMC?

La fórmula del IMC es muy sencilla. Únicamente necesitas conocer tu altura y peso (y tener a mano una calculadora). Nada más.

PESO (kilos) / ALTURA x ALTURA (metros) = IMC

Puedes calcular el IMC dividiendo tu peso en kilos entre la altura en metros al cuadrado. Esto te dará un número.

-Si este es superior a 30 padeces obesidad. 

-Si es igual o superior a 25 significará que existe sobrepeso.

-Si está entre 18,5 y 24,9 en cambio habrá normopeso. ¡Peso saludable 🙂 !

-Si es inferior a 18,5 es que tienes bajo peso, lo cual también puede suponer un riesgo para tu salud. 

¿CUÁNDO PESARSE Y CÓMO?

El peso puede fluctuar a lo largo del día por distintos motivos, por lo que te aconsejo que acostumbres a pesarte siempre en ayunas.

Si tu balanza es de bioimpedancia (calcula además del peso otros parámetros cómo agua, grasa, etc.) es mejor que te saques antes de subirte a ella cualquier joya o elemento metálico como anillos, piercings, reloj, pendientes, etc.

Si ya has empezado tu diario para adelgazar, algo que recomiendo siempre, (tienes más información aquí) es importante que anotes la hora, el día y también si esto coincide con tu periodo menstrual (es durante estos días cuando la retención de líquidos puede ser considerable y esto desorienta sobre si el peso que señala la báscula coincide con tu peso real). 

Es importante que no te obsesiones con el peso, sobre todo si quieres adelgazar. Normalmente no recomiendo ni creo que sea bueno pesarse más de una vez a la semana, aunque esto dependerá siempre del tu caso concreto y evolución.

A veces, me encuentro con gente muy obsesionada con el tema y el solo hecho de tener que pesarse les provoca mucha ansiedad.

Si este es tu caso, recuerda que el peso es sólo un parámetro más pero no el único a tener en cuenta y que tu verdadera autoestima no depende solo de un número.

En este sentido, puede serte útil para coger perspectiva leer el artículo: “Autoaceptación para adelgazar del peso ideal al peso saludable” o aprender una técnica de relajación para adelgazar.

LA BÁSCULA

Por otro lado, y desde mi punto de vista, conseguir una buena báscula es algo fundamental si necesitamos gestionar nuestro peso.

Cualquier aparato NO vale. Es recomendable que tenga una cierta calidad.

Sin embargo, esto dependerá siempre de nuestro bolsillo y de lo que queramos invertir en nuestra salud. 

En la actualidad, existen muchos modelos que resuelven perfectamente nuestras necesidades.

Al final del post, te dejo algunos enlaces con ejemplos de básculas de distintos tipos que merecen mi confianza y son adecuadas para tener en casa.

UN EJEMPLO PRACTICO DE IMC

Volvemos de nuevo al cálculo del IMC.

Ahora vamos a poner un ejemplo. Imagina a alguien que mida 1,60 metros, pese 63 kilos y quiera calcular su IMC.

Empezaremos calculando la altura al cuadrado -> 1,60 x 1,60= 2,56 (anotaremos este número)

Continuaremos dividiendo el peso entre la altura al cuadrado (número anotado) ->  63 / 2,56 =24,6.

Por lo tanto su IMC será de 24,6.

En este caso habrá normopeso y estaremos dentro de un peso considerado saludable.

De todas formas, nos estamos acercando a sobrepeso (IMC 25) por lo que puede ser útil examinar también la fluctuación del peso durante los últimos meses para determinar si es necesaria una intervención dietetico-nutricional preventiva (es mejor siempre trabajar en el mantenimiento del peso actual que no tener que perder peso).

Si por el contrario, lo que queremos es calcular cuál debería ser nuestro peso saludable lo que tendremos que realizar es una simple regla de tres dónde la incógnita X sería el peso.

X/altura al cuadrado = IMC normopeso (entre 18,5 y 24,9)

-Si el IMC fuera 18,5:

2,56 x 18,5=47,3kg

-Si el IMC fuera 24,9

2,56 x 24,9= 64,7kg

Para finalizar, otra idea básica que creo que hay que remarcar es que no hay un solo peso correcto, sino que hay muchos pesos saludables posibles.

Para el caso anterior el rango estaría entre 47,3 y 64,7 kg. Visto de esta forma es posible que mucha gente crea que debe perder mucho peso cuando realmente no lo necesita tanto.

Hay que destacar que el riesgo para tu salud aumenta si aparte del problema de peso intervienen otros factores tales como tabaco, alcohol o sedentarismo.

El exceso de peso perjudicial tiene solución mediante una intervención de reeducación nutricional en alimentación y estilo de vida. Para evitar riesgos, los dietistas-nutricionistas recomendamos una pérdida del 5-15% del peso corporal inicial durante un periodo prolongado de tiempo.  

Recuerda que es importante un correcto asesoramiento profesional para poder marcarse metas realistas y evitar que el sobrepeso se transforme, en una enfermedad de alto riesgo para la salud, llamada obesidad (IMC superior a 30).


ENLACES A BÁSCULAS PARA TU BAÑO